Frases de Diana Vreeland
Frases,  Frases de Diseñadores

Frases de Diana Vreeland

Mejores Frases de Diana Vreeland.

Fue la Primera Blogger e Influencer de Moda, sí, fue ella quien inició lo que hoy conocemos como Editora de Moda en 1936, con su columna Why don’t you? (¿Por qué no?) en la revista Harper’s Bazaar. Por su relevante contribución al mundo de la moda, hemos reunido más de 50 Frases de Diana Vreeland, para conocer un poco de la personalidad de esta arrolladora mujer que revolucionó e inventó una nueva profesión.

¿Quién fue Diana Vreeland?.

Diana Daziel, conocida como Diana Vreeland, por su matrimonio con el banquero Reed Vreeland, nació en Paris el 29 de julio de 1903, como ella misma se definía, no nació bella, lo que supuso un esfuerzo de estilo para llegar a ser una mujer realmente atractiva.

Fue editora de Harper’s Bazaar entre los años 1936 y 1962, y Directora de Vogue entre los años 1963 y 1971.

En un Baile conoció a Carmel Snow, Directora de Harper’s Bazaar, quien le ofreció trabajo en la Revista, en la que se desempeñó como editora durante 25 años, añadiendo a su rol identidad y creatividad, haciendo propuestas innovadoras, que cambiarían el mundo de la moda, y crearían un nueva profesión «Editora de Modas”.

Sin embargo al no ser tomada en cuenta para reemplazar a Carmel Snow, renuncia a la revista y es contratada por Vogue, para ser Directora.

Sus aportes a la moda fueron descubrir diseñadores, modelos o fotógrafos. Al no ser partidaria de las cirugías estéticas, buscó belleza en lo natural y en la singularidad de las personas, como la modelo Twiggy o Barbra Streisand.

Tenía una habilidad natural para reconocer personas con potencial en la industria de la moda. Y fue pionera en producciones costosas, extravagantes y llenas de lujo.

En la década de los 70, ella parecía no conectarse a la nueva era y a las nuevas lectoras de la revista, y exigía presupuestos ilimitados a sus producciones, lo que ocasionó su despido de Vogue. Mientras estuvo en Vogue tuvo una columna llamada People are talking about… (La gente está hablando de…).

Entonces es contratada por el Metropolitan Museum of Art de Nueva York (MET), como Comisaria para las Exposiciones, donde organizó 12 exposiciones, desde 1971 hasta 1984, que trajeron miles de personas. Fue gracias a Diana Vreeland que el evento organizado para recaudar fondos llamado Met Gala, toma fama. Anna Wintour es la encargada del evento actualmente.

Diana intentó rescatar la moda como arte, a través de los fenómenos culturales y sociales. En el año 1993-1994, el Met gala fue en conmemoración a Diana Vreeland y se llamó Diana Vreeland: Inmoderate Style (Diciembre 1993 – Marzo 1994).

Así mismo, publicó dos libros: Allure, que compartía sus inspiraciones, como el gusto excesivo por el rojo y D.V. una autobiografía. El último libro The Eye Has To travel, fue un libro escrito por Lisa Immordino, esposa del nieto de Diana Vreeland.

El 22 de agosto de 1989,  muere la Emperatriz de la Moda en su casa de Nueva York.

Diana Vreeland
Diana Vreeland

Famosas Frases de Diana Vreeland.

“La única elegancia real está en la mente; si la tienes… el resto simplemente vendrá solo”.

“Sabes que lo mejor es la pasión, sin ella ¿Qué tienes? Quiero decir que si amas a alguien, puedes amarlo tanto como puedas amarlo, pero si no es una pasión, no está ardiendo, no está en llamas, no has vivido”.

“Solo hay una cosa en la vida y es la continua renovación de la inspiración”.

“…Cualquiera que tenga miedo y no busque y brinde tanto como sea posible al mundo del placer, es una persona totalmente ignorante. Fuimos puestos aquí por la alegría de hacerlo, por el placer de hacerlo y todo está aquí ahora. Nada ha sido quitado, es una cuestión de crearlo”.

«Tienes que tener estilo. Te ayuda a bajar las escaleras. Te ayuda a levantarte por las mañanas. Es una forma de vida. Sin estilo, eres nadie. No estoy hablando de mucha ropa».

“Aborrezco el narcisismo, pero apruebo la vanidad”.

“Por supuesto, uno nace con buen gusto. Es muy difícil de adquirir. ¿Puedes adquirir la patina del gusto?”.

“La moda es parte de la vida diaria y cambia todo el tiempo, con cada acontecimiento. Uno puede ver el advenimiento de una revolución en la ropa. Uno puede ver y sentir todo en la ropa”.

“Prohibición. Idea loca. Trata de evitar que beba un trago de este té y me beberé toda la olla”.

«No hay tal cosa como una cara francesa floja. ¿Nunca lo habías notado? He pensado mucho en esto y creo que es porque los franceses tienen que ejercitar mucho sus mandíbulas y la parte de adentro de sus bocas para expresar las palabras. Las vocales exigen mucho”.

“No intentes ser otra persona, simplemente muestra lo mejor de ti”.

“Toda mi vida he perseguido el rojo perfecto. Pero he logrado que los pintores lo consigan para mí. Es casi como si les dijera: ‘quiero rococó con un poco de gótico y una pizca de templo budista’, ellos no tienen ni idea de eso. El mejor rojo está en el color de la capa de un niño en un retrato renacentista”.

«Desafortunadamente, los húngaros no impresionan a nadie ya. Nunca han sido exitosos, y el éxito es lo único que el mundo en el que ahora vivimos entiende y recuerda».

“Un vestido nuevo no te lleva a ningún lado; es la vida que vives con ese vestido, y el tipo de vida que has llevado antes y la que vivirás después”.

“Balenciaga a menudo decía que las mujeres no tenían que ser perfectas o hermosas para usar su ropa. ¿Cuándo usaron su ropa se volvieron bellas?”.

“Los tejanos son la cosa más bonita desde que se creó la góndola”.

“De dónde viene Chanel en Francia es una incógnita. Dijo una cosa un día y otra al día siguiente. Era una campesina… y una genio. Los campesinos y los genios son las únicas personas que cuentan y ella era ambas”.

“La moda tiene que ser una liberación contagiosa entre todo la banalidad del mundo”.

«El sueño más grande de mi vida es poder llegar a casa un día y no pensar en nada. Después de todo, no puedes pensar todo el tiempo.»

“¿Por qué no…? ¿Tienes un baúl de cuero de alce en la parte trasera de tu auto? Hermes de Paris hará esto”.

“La imaginación es tu realidad”.

“Creo que cuando eres joven deberías estar mucho contigo y con tus sufrimientos. Entonces, un día, sales donde brilla el sol y llueve y nieva y todo se junta”.

“No temas ser vulgar, sino aburrido”.

“Si piensas todo el tiempo, todos los días de tu vida, es mejor que te mates hoy y seas más feliz mañana”.

“¿Por qué no lavar la melena dorada de tu niña con champagne, como lo hacen Francia?”.

«¿En donde estaría la moda sin la literatura?».

“¿Por qué no… coleccionar, como toda mujer extremadamente elegante, doce rosas de diamantes de todos los tamaños?”.

“El bikini es lo más importante desde la bomba atómica”.

¿Por qué no…haz que tu cama esté hecha en china? La cama más bella imaginable, la cabecera y la extensión de satén amarillo bordado en mariposas, que se posa y vuela, en todos los tamaños y con colores exquisitos”.

«Sin duda, el poder es la cosa más tóxica en el mundo entero. Y de todas las formas de poder que existen, el más letal es la fama».

“Si no está de moda, fantaséalo”.

“Creo que parte de mi éxito como editora vino de nunca preocuparme por un hecho, una causa, una atmósfera. Fui yo, proyectando al público. Ese era mi trabajo. Creo que siempre tuve una visión perfectamente clara de lo que era posible para el público. Dale lo que nunca supieron que querían”.

“Adoro el artificio. Siempre tengo”. (Con respecto a las joyas).

“¿Por qué no pintas el mapa del mundo en las paredes del cuarto de tus hijos para que no crezcan con un punto de vista provinciano?”.

“’Peores cosas suceden en el mar’. Esa fue la gran expresión de mi padre. Resumió cualquier desagrado”.

«Siempre me cuesta mucho trabajo recordar cuando es mi cumpleaños. La edad es un tema tan aburrido».

“No debes haber nacido hermosa para ser tremendamente atractiva”.

“…No creas que naciste demasiado tarde. Todos tienen esa ilusión. Pero no lo es. El único problema es si piensas que es demasiado tarde”.

“Unos zapatos sin lustrar son el fin de la civilización”.

“Me gustaría haber sido Elizabeth la primera. Ella fue maravillosa. Se rodeó de poetas y escritores, vivió en Hampton Court y condujo a ese pequeño equipo de ponis manchados con largas colas… Ella encabeza mi lista. Me encantó la ropa. Le tomó cuatro horas vestirse, ¡Tenemos mucho en común!”.

“He aprendido mucho de criadas en mi vida”.

«La mejor hora para irte de una fiesta es cuando justo va empezando. No hay bebida que te mate excepto la que no querías tomar. Y como dice el dicho, no hay hora que te mate excepto la hora que te quedaste después de haber dicho que ya querías regresar a casa».

“’Excéntrico’ es la palabra que la gente aburrida usa para describir a alguien que yo veo como interesante. Algunas personas consideran excéntrico que hago que mi asistente planche mi dinero. Cuando le conté esto a Truman, ¿sabes lo que dijo? No dijo: ‘Qué excéntrico’, sino dijo: ¡Maravilloso!”.

“La iluminación es todo en un color”.

“Un poco de mal gusto es como una buena pizca de páprika. Todos necesitamos una pizca de mal gusto, es cálido, saludable, vital. Lo deberíamos usar más”.

“El negro es el color mas difícil del mundo para acertar, excepto gris…”.

«Siempre me sentí fascinada por los absurdos y los lujos y el esnobismo del mundo que las revistas de moda mostraron. Por supuesto, no es para todo el mundo».

“Una mentira para salir de algo, o tomar una ventaja para uno mismo, eso es una cosa; pero una mentira para hacer la vida más interesante, bueno, eso es completamente diferente”.

«¿Por qué no… encuentras un vestido que te guste y lo copiaste muchas veces? Tendrás mucho mas éxito que si tratas de producir los mismos efectos cada noche”.

«La primera regla que le enseñan a una geisha cuando tiene 9 años es siempre ser buena con otras mujeres. Todas las niñas en el mundo deberían de recibir un entrenamiento geisha».

“Dios fue justo con los japoneses. No les dio petróleo, no les dio diamantes. Les dio estilo”.

“El estilo tiene un factor común lo tenga quien lo tenga: la originalidad”.

“Nunca me había sentido cómoda con mi apariencia hasta que me casé con Reed Vreeland. Creo en el amor a primera vista porque es lo que sucedió. Supe con exactitud que terminaríamos casados en el momento en que nuestros ojos se cruzaron”… “Nunca hubiera podido existir de no ser por Reed. Él me lo enseñó todo. Incluso cómo caminar de un modo elegante”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.