Joyería Victoriana
Joyería Victoriana

Joyería Victoriana

Se conoce como Joyería Victoriana a la joyería que se usó en la época del Reinado de la Reina Victoria del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, entre los años 1837 – 1901.

La Joyería Victoriana comienza con su reinado el 20 de junio de 1837 y culmina con su muerte el 22 de Enero de 1901. Se le reconoce como un período de desarrollo y progreso económico. Fue tanta la influencia de la Reina Victoria que le dio su nombre a esta era.

En la joyería este periodo se dividió en dos partes, el motivo fue la muerte del Príncipe Consorte Alberto, es el periodo en el cual la reina estuvo de luto estricto por tres años y medio luto hasta su muerte, como la Reina era una gran aficionada a las joyas, en este periodo estuvo de moda la joyería de luto.

Joyería Victoriana
Reina Victoria

Joyería Victoriana Romántica (1837 – 1860).

Inspirada en la época romántica, predominaban los motivos de naturaleza como flores, hojas, arboles, enredaderas y en animales: serpientes, arañas y telarañas, así como los lazos, guirnaldas, cintas y encajes.

Entre los accesorios más utilizados estaban los collares con medallones que contenían grabadas inscripciones, los broches de camafeos y los anillos acrósticos con las iniciales DEAREST que significa “La (El) más querida (o)”.

Entre las gemas más valoradas se encuentran los diamantes, perlas, esmeraldas, rubíes, granates, topacios, coral, zafiro, amatista.

Entre las técnicas de orfebrería, se empezó a hacer el laminado de oro (Galvanoplastia) llamado doublet en metales de menor valor y en la plata ley se conoció como Vermeil.

Se utilizaba el oro principalmente, en 1854 fue permitido bajar las aleaciones de oro dando como resultado aleaciones de 15K, 12K y 9K, mucho menos costosas.

Joyería Victoriana de Luto
Joyería Victoriana de Luto

Joyería Victoriana de Luto (1861 – 1901).  

La Reina Victoria vistió de luto por 40 años, en ese tiempo mantuvo un collar con un relicario que guardaba un mechón de cabello del Príncipe Alberto. En la joyería de luto se llevaba grabado la frase “En memoria de”, en honor a la persona que había fallecido.

Además de popularizar las gemas oscuras como accesorio, la Reina Victoria popularizó la pulsera charm. Las gemas más utilizadas fueron el azabache, perla, ónix, amatista, marfil, ópalo, carey y granates rojo oscuro. Las técnicas de repujado y filigrana fueron las más usadas.

A partir de 1885 con la llegada de la revolución industrial y la producción en masa, el trabajo artesanal disminuye y se simplifican y perfeccionan algunas técnicas. La reducción de trabajo y de tiempo para fabricar una joya, tuvo una repercusión positiva en el precio final de la joya. 

El descubrimiento de diamantes en minas en África, los convirtió en gemas más accesibles, las joyas se tornaron más estéticas, las gemas incoloras o en colores pálidos fueron las más usadas, se descubrieron nuevas tallas de diamantes, la joyería victoriana no era de gran tamaño y esta época dio paso a lo que conoce como periodo eduardino y a la joyería Art Nouveau.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.