Kenneth Jay Lane
Diseñadores de Joyas

Kenneth Jay Lane

Kenneth Jay Lane fue el precursor de la bisutería de lujo, recreando joyería de lujo a través de materiales más accesibles, de tan buena calidad que han sido consideradas joyas de coleccionista.

Jacqueline Kennedy, Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn e Incluso la elegante diseñadora Carolina Herrera poseen sus afamados kennies.

¿Quien Fue Kenneth Jay Lane?

Kenny Lane como también era conocido, nació en Detroit el 22 de abril de 1932 y estudió en la Detroit Central High School. Su papá era un proveedor de piezas automotrices, pero desde niño sintió inclinación hacia la moda.

Se matriculó en la Universidad de Michigan como Arquitecto, sin embargo, tras un corto tiempo abandona y deja Detroit para estudiar en el Escuela de diseño de Rhode Island donde se gradúa en 1954.

Decidió hacer su carrera en Nueva York y el poeta Frank O’Hara lo introdujo a sus conocidos, tras una breve temporada en Vogue, pasó los siguientes años diseñando zapatos en Delman (1956 – 1958), entre los años de 1958 y 1963 trabajó como asistente de Roger Vivier en Paris 6 meses al año, a la par que diseñaba zapatos para Dior con el mismo diseñador, luego vendrían Bill Blass, Normal Norell y Arnold Scaasi.

Fue precisamente su trabajo con Scaasi donde descubre su talento para diseñar joyas, que en un principio los adaptaba a los zapatos y que luego propondría al diseñador para crear aretes y brazaletes a juego.

Fue a un tienda adquirió piezas de 5 y 10 centavos y mando a los trabajadores de la fábrica a cubrirlos con brillantes sintéticos.

En 1962 comienza con su línea de joyas a tiempo parcial, luego adquiere su propio estudio de Manhattan donde vendía a clientes privados, y en pocos años ya vendía a todas las tiendas de la Quinta Avenida y había adquirido una fábrica de joyas en Rhode Island.

Su nombre salía en todas las revistas de modas y la sociedad enloquecía con sus piezas, amasó una afortuna con red de compras para el hogar conocida como televentas, donde conquistó el mercado masivo y además daba consejos de moda.

Este diseñador de joyas no dudaba en decir “Mis diseños son todos originales” “Originales de alguien”, inclusive presumía de que todas sus joyas eran falsas.

Inspiración y Materiales de Kenneth Jay Lane.

Se inspiraba en otras joyas y lo decía sin escrúpulos. Algunas de sus colecciones eran copias. Fue pionero en utilizar aretes bordados y plumas.

Algunas de sus joyas encuentran inspiración en diseñadores de la época como Fulco Verdura, Jean Schlumberger o David Webb, en joyas reales o joyas de películas, en sus viajes por el mundo, e inclusive en joyas de mercadillo, decía que la inspiración estaba en todas partes y que había que tener ojo.

Todos los materiales que utilizaba eran baratos como lucite, gemas sintéticas, pieles de zapatos (culebra, cocodrilo), plumas de pavo real, vidrio o resina.

Llego a ser tan detallista e imaginativo, que buscaba que cada material utilizado se pareciera al material original, por lo que comenzó a hacer sus gemas en Alemania, Checoslovaquia o Venecia y costaba diferenciar entre una gema real y una falsa de Lane.

Una de las colecciones con más repercusión fue la Maharaní inspirada en el collar que usó Jackie Onassis en su boda, original de Van Cleef & Arpels. También copió marcas como Bvlgari o Cartier.

Su vida.

Kenny era conocido entre los joyeros, la alta sociedad y aristócratas, con su fortuna frecuentaba todos los sitios donde se codeaban los famosos y además era invitado asiduo a sus reuniones, algunas veces como acompañante. Su vida era ostentosa y no dudaba en mostrarlo.

Entre sus más asiduas clientes figuraban Elizabeth Taylor, Jackie Kennedy, Audrey Hepburn, Greta Garbo, Diana Vreeland, Wallis Simpson, Nancy Reagan, Joan Collins, Bárbara Bush, Babe Paley, inclusive la princesa Diana utilizó sus creaciones. Series de televisión como Dinastía también utilizaron sus creaciones.

Decía que muchas de sus clientas utilizaban sus creaciones para mantener a salvo los originales.

Un collar de perlas falsas de Lane que perteneció a Jackie Kennedy se vendió en una subasta de Sothebys en $200000 en 1996.

Obtuvo diferentes premios como el Coty y el Tobé Coburn en 1966, el Harper’s Bazaar y el Tiberio di Oro en 1967, el Neiman Marcus en 1968, el Swarovski en 1969 y el Brides Magazine en 1990.

En 1996 publica un libro llamado Faking it con Harrice Simmons Miller. Y Hay una película autobiográfica que se rodó post mortem.

Murió el 20 de julio de 2017 en su apartamento de Park Avenue por causas naturales y trabajó hasta sus últimos días.

Si hay algo que puede atribuírsele, es que fue el precursor de la democratización de la moda, puso de moda utilizar joyas falsas y aun así sentirse fabulosa.

Frases de Kenneth Jay Lane.

“El estilo tiene poco que ver con el dinero y las posesiones caras; la actitud y el talento marcan la diferencia”.

“Hay ideas originales, pero muchos de los buenos diseños son editoriales, eligen lo que está disponible en cuanto a ideas y aplican estas ideas de manera práctica. Creo que se llama tener el ojo. No es necesariamente reinventar la rueda”.

“Quiero hacer joyas reales con materiales no reales”.

“Trabajo en formas menos comerciales que la mayoría de los fabricantes de bisutería”.

Con gemas invaluables, “No tienes la libertad ¡Y soy demasiado vago para recoger una esmeralda si cae al suelo!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.