En este momento estás viendo Perla Akoya o Perlas Japonesas
Perla Akoya

Perla Akoya o Perlas Japonesas

[toc]

Perla Akoya o Perlas Japonesas.

La perla akoya es una perla cultivada en el agua salada de Akoya, Japón. Por esto se le reconoce también como Perla Japonesa.

Se forman en ostras Pinctada Fucata Martensii o Akata-gai, conocida como molusco akoya.

Es de forma redonda simétrica. Es una perla de difícil crecimiento. Su tamaño varía entre 6 y 8.5 mm.

Es una de las perlas más imitadas, por su forma esférica simétrica y su color blanco con matices en crema. Son también utilizadas para productos médicos y cosméticos.

Es muy similar a la perla de agua dulce,

Origen de la Perla Akoya.

El cultivo de perlas comenzó en 1893, cuando Kokichi Mikimoto (1854-1954), encontró cinco perlas semicirculares al experimentar con ostras de perlas.

Inventó el método de cultivos de perlas y lo desarrolló en la bahía de Ago. Este método que él patento requiere de una trampa, que la temperatura del agua sea mínimo de 13 grados, plancton en abundancia, excelente marea y olas suaves. También debe extraerse el percebe de sus conchas frecuentemente.

Fueron las primeras perlas cultivadas en comercializarse, gracias a Kokichi Mikimoto, el fundador de la industria perlífera en Japón.

Él también ha desarrollado una variedad de perla akoya de excelente calidad, llamada Hanadama.

Cultivo de la Perla Akoya.

Esta perla se cultiva mediante un proceso llamado “nucleación sintética”, que consiste en insertar un núcleo sintético que sirve como base para las sucesivas capas de nácar. Esta ostra suele ser muy frágil.

El cultivo se puede recolectar entre los 6 y 24 meses, frecuentemente se hace entre los 10 y 14 meses. En los meses de frio, la ostra entra en un proceso de hibernación. La cosecha se hace entre los meses de noviembre y febrero.

Los moluscos pueden recibir hasta 5 núcleos a la vez y se recolectarán perlas de 4 mm. Aprox., para perlas más grandes, se colocará un solo núcleo.

Las perlas akoya tienen un tamaño entre 6 y 9 mm., son redondas o semiredondas, lustrosas y con bajo espesor de nácar. El 30% de las perlas Akoya son barrocas o semi barrocas.

Su cultivo se ubica en Japón, China, Australia, Golfo Pérsico, Mediterráneo, Caribe y Costas del Este de África.

Actualmente, la mayoría de los moluscos akoya que producen perlas, crecen en criaderos. Al convertirse en adultos se les coloca en tanques de agua para fertilizarlos y colocarlos luego en un colector. Cuando los moluscos alcanzan 2-4 meses de vida se les cambia a cestas que son introducidas en el mar. Al cabo de 2-3 años ya se puede inseminar. El molusco muere al obtener las perlas.

Color de la Perla Akoya.

Su color va desde blanco con matices en crema, hasta rosado, azul claro o plata. Poseen más brillo que las perlas cultivadas en agua dulce.

Su luz refleja el espectro completo de los colores del arco iris.

Perla Akoya Hanadama.

Es una variedad de la perla akoya, Hanadama en japonés significa “Flor esférica”, esta perla fue introducida por Kokichi Mikimoto, con la finalidad de extraer perlas de calidad superior.

La perla akoya hanadama pasa por una selección exhaustiva, es muy escasa, representa menos del 1% de la cosecha. Llevan un certificado de calidad emitido por el Instituto Científico Japonés de las Perlas.

Perla Akoya en joyería.

Las perlas japonesas se pueden utilizar en cualquier tipo de joya, especialmente para collares por su forma redonda simétrica  y color.

Cuentan con pocas imperfecciones, tienen un hermoso lustre, simetría, y son de alta calidad, por eso es frecuente usarlas en  joyería.

Uno de los collares que marcó tendencia  fue el famoso collar de 3 filas de perlas usado por Jackie Kennedy Onassis.

Marilyn Monroe también se dejó seducir por un collar de perlas akoya, el cual le regaló su segundo marido Joe DiMaggio, comprado en la famosa tienda Mikimoto en Tokio.

Valor de la Perla Akoya.

Aunque suelen tener un tamaño pequeño en comparación con otras perlas, su valor aumenta a medida que crece su tamaño.

En colores como rosa o gris naturales, se considera más valiosa.

Es la tercera perla más valorada, en primer lugar está la Perla de Tahití y luego la Perla del Mar del Sur.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.