Publicidad en Joyería en el siglo XX
Publicidad en Joyería

Publicidad en Joyería en el siglo XXI

La publicidad en joyería en el siglo XXI ha cambiado mucho así como la publicidad en general, cómo podemos venderle a nuestro cliente ideal en este siglo, es lo que quiero que pensemos como vendedores.

Hace algunos años que cuando llega una fecha especial le digo a mi esposo mi lista, sii es bonito las flores y el romanticismo, pero soy del tipo de mujer “práctica”, cuando me regalan algo ruego porque sea “útil” y porque ojalá esté en mi lista de #musthave pero los hombres no son tan adelantados al futuro 😂 (es broma, quizás hay algunos por allí, pero no es el mío) y mucho menos están al tanto de cualquier artículo de mujer que sea fashion, práctico y necesario.

¿Cómo le venderías a una mujer como yo?

Se sabe que la mujer es la responsable del 90 % de las compras de los artículos de hogar, y de que toma al menos el 60 % de la decisión sobre los niños, se sabe también, que la mujer delega los asuntos de los autos, reparaciones, asuntos de banco e hipotecas a los hombres.

Así mismo, se sabe que el número de mujeres que trabajan supera a los hombres, aunque estos siguen ocupando la mayoría de cargos importantes, es por ello que la publicidad de lujo para mujer se ha creado para que el hombre le regale con la premisa: mientras más costoso más amor.

Sin embargo, la mujer cada día se abre más espacio en el mundo empresarial, es mamá, decide en el hogar, en la comida, en su vida, en su ropa y por supuesto en sus joyas.

Un buen día, leímos más, no hicimos independientes, vimos las oportunidades, seguimos el camino del emprendimiento y nos dimos cuenta que podíamos comprar nuestras propios regalos. ¿Cómo le venderías a una mujer de este siglo? ¿Qué podrías ofrecer que sería práctico, necesario y chic a la vez? ¿Como mujer, como te gustaría comprar? ¿Que te gustaría que te dijera la dependienta cuando vayas a comprar un producto que no está en tu lista?

De esto se trata el post, hay que dejar de decir frases trilladas, véndele a la mujer que está allí afuera, la que ves en la calle todos los días, una mujer como tú o como yo y dile algo que la haga sentir única.

Has una encuesta entre tus amigas, descubre su lista de deseos y compáralos, encontrarás un elemento común.

Y tarea para los hombres que me leen: pregúntele a sus amigas, esposa, hemanas, compañeras de trabajo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.