Reticulado
Conocimientos Básicos de Joyería

Reticulado Interesante Técnica de Joyería

El reticulado es una técnica de joyería muy utilizada actualmente y es que te permite realizar piezas con un estilo único.

¿Qué es el Reticulado?.

El reticulado o reticulación es una técnica conocida como fuego controlado, donde el metal obtiene un aspecto de mojado o rugoso, para lograr un relieve o textura en una superficie de metal.

El reticulado se hace normalmente en plata u oro, pero en la joyería moderna también vemos piezas en latón reticuladas, como la de la foto referencial que tiene un baño de oro de 24k.

Este proceso se debería trabajar en láminas de grosor como mínimo 0,75 mm y recomendable a partir de 1 mm. La mejor aleación para reticular es la plata 800/850 y para el oro 12/14K.

Se utiliza un enrejado metálico, ya que el metal en el momento de la exposición a fuego debe estar libre de impurezas y sucios que podrían contaminarlo y quedarían adheridas de forma irreversible.

El soplete debe llevar la pieza a una temperatura próxima al recocido y de manera uniforme, utilizando llama oxidante, al llegar a esta temperatura, la pieza se enfría con agua corriente.

Luego se sumerge en el ácido sulfúrico, hasta blanquearla, y se limpia con una grata (cepillo de cerdas de bronce) y agua corriente para quitar los restos de ácido.

Este ciclo se repite unas 8 veces, cuando la pieza no se ennegrece sabemos que esta lista para el reticulado.

El Reticulado.

Reticular es llevar al límite de fusión una pieza, sin fundirla.

Lo que se busca es llevar la pieza a un punto donde se obtenga un núcleo de metal liquido, tensando la pieza para que tenga un acabado rugoso, para ello se trabaja con una llama neutra.

Para que la pieza consiga esa tensión, debemos mover el soplete hacia las orillas cuando esté roja, el momento en que está reticulado se reconoce porque la pieza tiene como una piel que se levanta y se mueve.

Tip.

Un tip que me funciona con esta técnica de reticulado en mi taller, es colocarle borax, antes de poner la pieza en calor con el soplete, así la lámina llega al punto de fusión más rápido.

Con este proceso es difícil hacer dos piezas idénticas, por tanto, una pieza reticulada se considera una pieza única.

Aprender Técnicas en el mundo de la joyería artesanal es de suma importancia, ya que así podemos ofrecer a nuestros clientes piezas con estilo a partir de una lámina de metal.

Si te gustó este artículo suscríbete a mi blog JewelryCoolTrend, y tendrás una notificación cada semana, estos días estamos muy movidos con información, ¡no te las pierdas!

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.