Tratamientos de las Gemas

Conoce los Tratamientos de las Gemas

Tratamientos de las gemas.

Los tratamientos de las gemas, son legales y aceptados, siempre que el vendedor especifique el tipo de tratamiento que ha recibido la gema en la descripción del producto.

La mayoría de las gemas que utilizamos en joyeríatienen algún tratamiento para mejorar su color, claridad, peso, inclusiones, apariencia, fisuras, entre otros.

Es importante que al momento de comprar una gema, el vendedor nos explique si la gema ha recibido algún el tratamiento, así como información detallada de la misma.

El gemólogo es la persona encargada de examinar si hay algún tratamiento en la gema, inclusiones internas que se generan con algunos tratamientos, pueden ser detectadas por los expertos con el microscopio.

Tipos de Tratamientos de las gemas.                    

Los tratamientos de las gemas, que son legales y aceptados, son los siguientes:

Tratamiento Térmico.

Entre los tratamientos de las gemas este método es muy utilizado, consiste en aplicar calor a las gemas. Las altas temperaturas pueden hacer que una gema cambie su color.

Se considera un tratamiento natural, ya que es un proceso que simula lo que ocurre en la tierra cuando la gema se está formando.

La gema se calienta entre 1600ºC y 1900°C, provocando impurezas, inclusiones, elementos químicos, que reforman su color. Este tratamiento es permanente e irreversible. El cambio de color, a veces a más oscuro, más ligero o más acentuado, es lo que se consigue este método. 

Al aplicar calor la estructura cristalina cambia. Este tratamiento modifica las inclusiones naturales. Cuando la gema está tratada pueden notarse burbujas de gas o agujas de rutilo en su interior.

Esta técnica fue descubierta hace siglos, cuando los primeros maestros de este arte, soplaban a través de pedazos de bambú, las gemas eran puestas en carbones calientes. Actualmente este tratamiento se realiza utilizando hornos eléctricos computarizados.

Heating es la traducción en inglés de este proceso o en su defecto heating process.

La amatista cambia de purpura a amarillo y se vende como citrino, en el aguamarina profundiza el color, o lo cambia de verde a azul. El color de la morganita cambia de naranja a rosado.

En el zafiro le da uniformidad al color, el rubí además de mejorar el color, eliminaría las manchas de hierro, disuelve inclusiones y rellena grietas diminutas. El topacio originalmente es una gema incolora, se somete a tratamiento térmico para producir los colores que conocemos. La tanzanita en estado natural es de color marrón rojizo, y puede llevarse a un azul.

En el zircón para producir diversos colores, azul, rojo o incoloro. La turmalina, es una piedra con gran variedad de colores, y este método se aplica más frecuentemente en la variedad de verde o azul para aclararlos. En la cornalina profundiza el color.

Tratamiento de Berilio.

Es un tratamiento térmico más moderno, la diferencia es que se añade berilio al proceso de calentamiento.

El berilio es un elemento químico de símbolo Be, muy usual en las gemas, y un constituyente, su principal propiedad es aclarar los colores.

Las gemas que se les hace este tratamiento son los zafiros, aguamarina, esmeraldas, berilo, crisoberilo, apatito, citrino, turmalina de paraíba, topacio rosado, rubí, tanzanita, zircón azul e incoloro.

Es una técnica aceptada y legitima en el comercio de gemas, sin embargo, el vendedor debe decirle. Se conoce como Tratado con Berilio o Be Tratado.

Tratamiento de Difusión.

Consiste en poner en la superficie de la gema sustancias químicas combinadas con altas temperaturas en un horno, únicamente el color de la superficie cambia, el interior de la gema quedaría de un color pálido.

Con este tratamiento el color de la superficie, no es muy profundo, por lo que dependiendo del corte podrá notarse el color interior de la gema.

Para cambiar el color al rubí, zafiro azul y topacio verde, generalmente se utiliza este método.

Las propiedades físicas originales son mantenidas en las gemas luego de este tratamiento, ya que es superficial y la dureza tampoco se verá afectada.

Diffusion es su nombre in inglés.

Algunos vendedores, se rehúsan a trabajar con gemas trabajadas con esa técnica, sin embargo en el zafiro estrella, este método es mas aceptado, ya que aumenta el efecto estrella (asterismo), también puede ser utilizada en el rubí.

Tratamiento de relleno de fracturas.

Las fracturas en las gemas interrumpen el flujo de luz, creando manchas o espacios muertos en el color de la gema.

Si estas grietas se encuentran en la superficie, se rellenan con material incoloro que permita el paso de luz sin problemas. Los materiales que pueden utilizarse son aceite, bórax, resina epoxica, vidrio, cera y cualquier otro producto químico. Desde el 2004 se utiliza vidrio de plomo que tiene similar índice de refracción que el corindón (zafiros y rubíes).

Este tratamiento no es visible a simple vista, pero con microscopio es fácilmente visible por un profesional. En inglés se le conoce como Filling.

El Infilling es el relleno intencional de estas fracturas o cavidades usualmente con vidrio o plástico, endurecedores o sustancias extrañas para mejorar la durabilidad, la apariencia o agregar peso.

El oiling/resin infusion es el relleno intencional de la superficie o cavidades fisuradas con un incoloro aceite, cera, resina natural o un material artificial sin endurecer, por medio de la infusión, en la gema transparente o translúcida para mejorar su apariencia.

El Waxing/Oiling la impregnación de una incolora cera, parafina y/o aceite dentro de una gema porosa opaca para mejorar su apariencia.

Las esmeraldas son unas de las gemas que naturalmente vienen fracturadas, se permite mediante este método aceitarlas. Hoy en día se permite a las esmeraldas colocarles resina epoxi de algo grado en vez de aceite, aunque se sabe que las esmeraldas son tratadas eso no disminuye su valor en el mercado. También el rubí, el zafiro, la turquesa y el peridoto se rellenan con esta técnica.

Aplicar este método a una gema, abarata sus costes, con respecto a otras no tratadas del mismo color.

Tratamiento de Irradiación.

Es exponer las gemas a rayos gamma (gamma/electrón irradiation), alterándoles el color y modificando la forma en que la estructura cristalina absorbe las frecuencias de luz. La gema recibe grandes dosis de electrones de un acelerador lineal o se expone a neutrones de un reactor nuclear (irradiation). Este proceso algunas veces puede seguir a un tratamiento térmico.

La mayoría de los topacios azules disponibles en el mercado, son producto de esta técnica. El topacio azul es de un color muy pálido. En la turmalina, este método hace una transición entre el color rosado al rojo intenso. La morganita también se le aplica este método.

El Zafiro amarillo y naranja también es irradiado, así como algún cuarzo ahumado. La turmalina rosadaturmalina roja es irradiada.

Los diamantes marrones y amarillos utilizan este método para cambiar a colores como verde, azul, naranja y a veces rosado y rojo.

Es un método muy delicado, por lo que organismos especializados son los encargados de realizar esta técnica, para asegurar que la radioactividad residual sea nula, y se comercializan, cuando sean seguras para las personas que la utilizan.

Tratamiento de Blanqueo.

Este método se aplica para reducir, eliminar o homogenizar el color de una gema.

Bleaching es el nombre de este tratamiento en inglés.

El jade es una de esas gemas que utiliza este método. Las perlas también utilizan blanqueamiento para quitar las manchas. Las perlas cultivadas, el nácar o madre perla, el marfil y el coral, también pueden ser blanqueadas.

Tratamiento de tintado o teñido.

En estos tratamientos de las gemas conocidos como tintes, se aplica un colorante dentro de la misma, que tiñe su color, especialmente a gemas que presentan una estructura porosa o con fisura superficiales.

En inglés este tratamiento se conoce como Dyed o dyeing. Se utiliza para dar un nuevo color, intensificarlo o darle uniformidad a su color natural.

Es común en gemas como ágatas, turquesas, lapislázuli, ópalo, jade, cornalina, coral, y calcedonia. Y menos común en rubíes y zafiros de baja calidad. Las perlas blancas son teñidas para lograr un matiz rosado.

El teñido es totalmente inaceptable en los diamantes.

Para saber si una gema está teñida solo debe pasar un algodón con quita esmalte de uñas, si el color se desprende, es que la gema ha sido teñida.

Otras descripciones para tratamientos de las gemas.

Natural: Gemas a las cuales no se les conoce ninguna mejora.

Mandmade: Productos fabricados.

Imitación (Imitation): Productos fabricados, de material como vidrio (glass), cerámica (ceramic) o plástico (plastic), diseñados para imitar o parecerse en apariencia a las gemas, pero no son duplicados ni poseen las propiedades características de las gemas naturales.

Estabilización (Stabilization, Bonding): El uso de un agente incoloro vinculante. Comúnmente plástico, en una gema porosa para dar durabilidad y mejorar su apariencia, en las turquesas este tratamiento es habitual.

Sintético (Synthetic): Son aquellos materiales fabricados, los cuales tienen esencialmente la misma propiedad óptica, física y química de la gema natural. Es como una contrapartida.

Lasering: El uso de láser y químicos para alterar inclusiones en los diamantes. Los diamantes incoloros son sin tratar. Pero pueden ser perforados con láser, blanqueando las impurezas, y luego llenar las fracturas para mejorara la claridad. Esto abarata el costo del diamante en el mercado.

Recubrimiento (Coating): Superficie mejorada con una laca para adornar la apariencia, proveer color o agregar efectos especiales. El topacio místico es una gema que utiliza este tratamiento. En los diamantes esta técnica no es aceptada.

Assembled: Productos hechos con múltiples capas o combinaciones fabricadas o materiales naturales, unidos todos juntos.

Reconstituido: Es difícil de detectar, este tratamiento implica triturar trozos de la misma gema, presionando los trozos sólidos con un aglutinante adhesivo y luego recortado.

Gemas sin Tratamiento.

Hay gemas que no son tratadas en absoluto: Granates (con excepción del Demantoide), Peridoto, Espinela, Malaquita, Lolite, Hematites, algunos Crisoberilos, los Feldespato (excepto la andesina y labradorita) y la Turmalina (sin la de Paraíba).

Para más información sobre las gemas, y sobre los tratamientos de las gemas permitidos puede vistar la pagina web del  American Gem Trade Association (AGTA).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: